13/5/10

ARCE: Traballando en Madrid

Suena música de Scott Joplin.
Abril es el mes más cruel, escribió T. S. Eliot, pero a nosotros quiso mostrarnos su cara más amable. La última semana de abril llegaron, por fin, nuestros colegas, alumnos y profesores, de los institutos Afonso X o Sabio de Cambre (A Coruña) y Siglo XXI de Sevilla. Era el momento culminante de la programación de este año en la biblioteca, tras larguísimos meses de trabajo de mucha gente, y muy especialmente de Manuela y Consuelo, que como las buenas futbolistas, se vio apartada de la final por una lesión inoportuna en el último minuto.
El martes 27 enviamos a nuestras aguerridas runners, Irene, Regina y Berta, a recibir a nuestros invitados al aeropuerto de Barajas y la estación de Atocha, donde enseguida tuvieron ocasión de comprobar la longitud de nuestras escaleras mecánicas (que parece aún mayor cuando están desactivadas) y la pericia y excelencia de los descuideros locales. A continuación, hubo una recepción oficial en la Junta Municipal, a cargo de la concejal de distrito, Eva Durán, que hizo unos pequeños obsequios a nuestros visitantes. Casi sin tiempo para respirar, un autobús descubierto nos trasladó a la Escuela de Hostelería 2 de Mayo (originalmente estaba prevista una flotilla de Cadillacs y limousines Hummer para trasladarnos a todos; pero la crisis galopante está arrasando con todo). La comida consistió en un menú-degustación de más de cuatrocientos platos (apenas un delicadísimo bocado de cada uno de ellos), entre los que podríamos destacar la mousse de humo: una especie de pompa de caviar que contenía en su interior el humo de una brasa de encina. Todo servido en vajillas de porcelana de Baviera, copas de Murano y cubiertos de plata con incrustaciones de cristal de Swarowski. Nos pusieron tal cantidad de cubiertos que, como se decía en Cien años de soledad, más que personas parecíamos ciempiés. Apenas habíamos comenzado con la verbena de postres de la casa cuando ya estábamos de nuevo en el autobús, camino de la biblioteca, donde tuvo lugar un homenaje a los poetas gallegos y andaluces en el que alumnos de los tres centros recitaron poemas, acompañados por Germán Torrellas al cello, Enrique Mestre al piano e Irene Mestre a la flauta. La primera jornada concluyó con un recorrido en autobús descubierto por los más destacados monumentos de Vallecas (?).
Los supervivientes iniciaron la segunda jornada con una visita guiada al Madrid de las Letras, mientras la destacada chef local Regina Gómez (tres estrellas Michelín y otras tantas Magerit) dirigía sabiamente la confección de varios centenares de bocadillos deconstruidos y multiculturales (el jalufo había sido eliminado cuidadosamente de algunos de ellos), que serían consumidos más tarde en el parque del Retiro, acompañados de litros y litros de zumo de Lozoya y Coca-Cola Gran Reserva. Era el día más caluroso del año, así que tuvimos que buscar la sombra mientras hacíamos un safari fotográfico en torno al monumento al Ángel Caído, la famosa escultura de Bellver, el Chino, con sus puentes de madera y sus estanques poblados de nenúfares y lotos, y los palacios de Cristal y Velázquez, antes de desembarcar, nunca mejor dicho, en el estanque, donde, montados en barcas cual forzados de Dragut, los alumnos hicieron una especie de remake de Piratas del Caribe V. Nuestros visitantes gallegos y andaluces aún tuvieron fuerzas para visitar el Museo del Prado durante un par de horas, mientras nosotros recogíamos los restos mortales de nuestros alumnos y los trasladábamos al instituto.
La actividad central de la tercera jornada fue la participación de alumnos de los tres centros en la gymkhana cultural organizada por “Vallecas Todo Cultura”, cuyas primeras plazas, como no podía ser de otra manera, coparon nuestros alumnos. El primer premio fue para el equipo vallecano “Satanases del Infierno” y el segundo para los “Arcitos”, equipo mixto de vallecanos y gallegos. En las próximas semanas se les enviarán a los ganadores los multimillonarios premios. Las actividades de ARCE de este curso concluyeron con la asistencia de algunos alumnos y profesores a la representación de El avaro, de Molière, en el teatro María Guerrero.

No hay comentarios: